Saltar al contenido

Anatomía del cliente perfecto


cliente-perfecto

Si alguien nos pidiera que dibujáramos la anatomía del cliente perfecto creo que tendríamos muy claros los 4 o 5 aspectos más importantes del perfil del cliente soñado, porque lo queramos o no, cuando eres empresario siempre ‘sufres’ por los clientes: por darles un buen producto, por atenderles mejor que la competencia, por que paguen cuando deben hacerlo, por que les vaya bien en sus negocios … y eso hace que alguna vez se nos escape el suspiro por conseguir al cliente perfecto.

Cuando nos llegó la infografía a la que hace referencia el título,  en PimeOn se inició un interesante debate que ha generado este nuevo artículo.

La infografía de SocialMood nos describe los atributos del cliente perfecto, aquel por el que cualquier empresa ‘mataría’. Veamos cuales son:

Anatomía cliente perfecto

 

¿Os parece una utopía? Podría parecer algo que sólo podemos conseguir si lo pedimos a los Reyes Magos como dice Carlos Bravo de Marketing de Guerrilla  en su artículo ‘El cliente ideal que les pediría a los Reyes Magos’, porque realmente ¿existe el cliente perfecto?

Antes de obtener respuesta, debemos plantearnos si el cliente perfecto nace o se hace. Si nace, sólo es cuestión de saber encontrarlo pero ¿y si se hace?

Si se hace, como empresa debemos plantearnos cual es nuestra parte de responsabilidad en esta transformación y tomar conciencia de la importancia de diseñar una estrategia que nos haga pasar a ser la empresa perfecta para nuestros clientes.

Todo un desafío que nos va a obligar a convertirnos en maestros de las relaciones y de la aportación de valor emocional a todo aquello que hacemos y que ofrecemos en nuestro negocio.

Este cambio de enfoque hace que la experiencia del cliente  se convierta en la misión principal de nuestro negocio, a trabajar en aquello que los japoneses llaman ‘el honorable cliente’.

Dominar este arte, no es un costoso trabajo, de hecho desde el marketing se lleva mucho tiempo hablando de satisfacción del cliente, confianza mutua, fidelización… términos que sin ser obsoletos se nos han quedado pequeños y por que ha llegado el momento de dar un paso más y pasar a hablar y a practicar el marketing relacional.

El ‘marketing relacional’ es la estrategia a través de la cual haremos que nuestros productos o servicios se posicionen en la mente de nuestros clientes como la elección obvia y a través de la  la que construiremos unas relaciones duraderas y rentables con ellos.

Y esto ¿es fácil?

Pues no, porque es una estrategia que requiere sobre todo ‘preocuparse genuinamente’ y marcar la diferencia, cautivarles para llenarlos de una gran satisfacción, que repitan y que nos generen más y más ventas.

Esta estrategia requiere cambiar el foco, pasar del nosostros, nuestro producto, nuestra empresa a focalizarnos en él , ¿que necesita?, ¿que tipo de relación vamos a mantener? …

La conquista del cliente perfecto pasa por ser la empresa perfecta y pasar por las etapas que describe Javier Megías en el artículo ‘Los 5 pasos de la ruta hacia el cliente’ … perfecto.

  1. Descubrimiento
  2. Valoración
  3. Compra
  4. Entrega
  5. Soporte

¡Importante! Es requisito previo e imprescindible no ser ‘vendedores de humo’ ;-)

The following two tabs change content below.

Almudena Cano

Digital Business Consultant at PimeOn
Disfruto tanto del marketing digital y la comunicación que hasta me dedico a ello profesionalmente. Soy consultora de marketing online, especializándome cada día más en analítica digital y B.I. Me encanta el diseño, los libros y navegar por internet.

Comentarios cerrados

%d a los bloggers les gusta: